"Esa necesidad de olvidar su yo en la carne extraña, es lo que el hombre llama noblemente necesidad de amar".

Charles Baudelaire

31.10.09

ARCANGEL

Imploras con apetito feroz
hasta comer tu lengua inquieta en pedazos.

¿Alguien irrumpe en tu interior
a un lado de tu corazón?

Estas acompañada por sueños falsos
por dibujos que se borran cuando despiertas.

Ve tu rostro
no imagines tu rostro.

Tras las costras que decoran tus senos se encuentran tus miedos
búscalos
devóralos
antes de que ellos te devoren.

Saboreas y masticas con sigilosos movimientos
las palabras que se abaten en tu boca hasta enmudecerla.

Tu rostro finge
no soportara un amanecer mas.

En tus labios se bordan con alambres los versos
que erosionaron tu voz
¡ahí! donde se resguardan:
el dolor y su mímica.

Gotea la sangre intensamente en tu desnudo
aquel liquido incestuoso se acumula en tu garganta
asfixiando el aliento fétido de la fe.

Aparecen las voces
se hacen constantes
inauguran la locura en tus oídos.

Junta tus largas uñas y arranca tus parpados
que impiden ver la venida del arcángel.

Junta tus manos
implora en la oscuridad.

Te incas sobre tus eses aun calidas
imploras
tu conciencia se vacía
se esparce en tu cráneo donde flota
el recuerdo aun vivo.

Esperas.

A tus espaldas habita el suicidio
con perfume encantador
¡anda! acércate a él
¡no vez que la llegada del Arcángel se retarda!.

En tu camino encontraras laberintos
estrellas suicidas.

La muerte con puntual visión
enviste mis pasos descalzos.

Vierte sombras a tu paso.

Amanece la vejez en mi cuerpo
me retrato en un espejo
donde se distinguió alguna vez la belleza.

Gestos temerosos se descubren en mi.

Toma tus manos y cubre tu rostro
oculta tu existencia en un pañuelo.

Me veo.

Mis cabellos otoñales caen sin cesar
notando el entierro de mis ideas.

Cerca de mi
el tiempo fermenta a los gusanos
que me comienzan a devorar.

Oración perdida en el espacio
cuerpo mortal ¡libérate!

Llanto gaseoso que cubre gran parte de mis ojos
aparece un esbozo en mis pupilas
es el Arcángel
es el cirujano que hará la extirpación de mi espíritu.

El espíritu cargara tus dolencias
despídete de él
ofrécele uno de tus sueños reales.

Despiertas.

Tocas tu pecho
alguien golpea
alguien quiere salir.







2 comentarios:

Cat's dijo...

Tu rostro finge
no soportara un amanecer mas...

aún intento engañarme de que todo
volverá a ser como antes...

cuánta mentira...
cuánta desidia...
cuánto desamor...

y sin embargo, insistimos.


precioso poema!

Gizela dijo...

Bienvenido el perdido !!!!
Muy buen poema, lúgubre, muy lúgubre.
Muy bien descrita la realidad, bueno, dependiendo con el matiz que la queramos ver
"Despiertas.
Tocas tu pecho
alguien golpea
alguien quiere salir"...
Debe ser la pesadilla, que tú misma alma lanza fuera, para que entre una mejor realidad jajaja!!!
Pero he de reconocer,lograste poner mi piel como la de las gallinas asustadas jajaja
Besotes y linda semana
Gizz

LA RAZA DE MODIGLIANI

COURBET

Famous Nudes

Convulsiones en el rostro de Van Gogh

Dali Contra El Arte

Convulsiones en el rostro de Picasso