"Esa necesidad de olvidar su yo en la carne extraña, es lo que el hombre llama noblemente necesidad de amar".

Charles Baudelaire

1.11.08

ENSAYO

La voz adulta dormita en el cuerpo encantador de Beatriz, hasta implantar de ilusiones su delicado y compatible espíritu, con el voraz y misterioso deseo. Su físico es debilitado por la expresión hipnótica de aquella sombra que le acosa, que la vence hasta expropiar: su alma, mente y cuerpo. Todo es controlado por el reflejo confuso del pensamiento, que presenta y representa un catalogo de sueños prematuros; que contaminan su razón y la impregnan de excitados síntomas, hasta encarnar la presencia del instinto que sigue sus movimientos.

Dante observa como Beatriz muta en los ademanes del Amor, sin conocer sus efectos secundarios. Ella se disuelve con valentía ante el dominio físico de él, mostrando un mapa de reacciones corporales, que la llevan a ser la esclava sagrada del sexo.

La sangre se desborda de su vientre anónimo, recorriendo con alevosía su piel absorta; hasta invadir las sabanas blancas de un penetrante tinte rojo. Su desnudo naufraga en el primer acto, esbozando horror en su rostro, en su mirada inquieta y suicida; donde se exhuman sus aromas mas íntimos, que se asfixian en el desnudo masculino.

El dolor se integra con una mímica profunda, lacerando su existencia. El espejismo estéril del placer deambula y se pierde en el físico adolescente. Su alma sonámbula finge ante el sufrimiento, y lo evade, escapando de sus labios delineados. Todo germina en el emigrante llanto, que se exilia de sus ojos conquistados, afligidos, sin algún reflejo que le impidan estar atemorizada por el cuerpo desnudo de Dante que abre la textura mas pura del sueño femenino.

El tiempo hace la limpieza, y descubre en su camino el desnudo de Beatriz, abandonado entre las huellas sin identidad del amor.

Beatriz despierta congestionada de tactos dolorosos y sueños clandestinos, que le permiten crear un reflejo,un espacio donde su virginidad se resista a caer internamente, como el fruto que cae externamente por su madurez.


"Extirpar el pensamiento y depurar el cuerpo de la existencia del pasado."





6 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que texto más excitante y erótico me encanto todo lo que provoca al leerlo, es muy detallado y evoca el alma y el cuerpo en un éxtasis sexual que al final rompe con todo lo esperado, esclavos y amos, y a veces la virginidad es algo que quedo solo en los recuerdos lejanos.
Saludos

mangeles dijo...

Uff...que bonito y sensual...me ha gustado mucho. FELIZ DOMINGO AMIGO.

Un beso

Lycans Laqueus dijo...

La virginidad es un antojo de nacimiento. Vale mas último beso.

Un texto genial!!

un lobo seco

Ayshane dijo...

Debemos dejar atrás el pasado, pensar que al fin y al cabo las cosas hechas están y por lo tanto no se pueden cambiar... ¿entonces porqué nos interesa tanto el pasado?

Por que sufrimos... porque nos encanta sufrir...

besos

Mar dijo...

Muy bueno. El dolor y el amor juntos son inseparables de Dante y Beatriz. Saludos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Beatriz despierta congestionada de tactos dolorosos y sueños clandestinos, que le permiten crear un reflejo,un espacio donde su virginidad se resista a caer internamente,"

Las pasiones no son tan fáciles de mantener a raya!
Saludos!

LA RAZA DE MODIGLIANI

COURBET

Famous Nudes

Convulsiones en el rostro de Van Gogh

Dali Contra El Arte

Convulsiones en el rostro de Picasso