"Esa necesidad de olvidar su yo en la carne extraña, es lo que el hombre llama noblemente necesidad de amar".

Charles Baudelaire

17.4.08

Almas plastificadas


El sol se oculta tras la superficie azul de la atmósfera y deja caer algunos bostezos sobre el pavimento uniforme y grueso, los cables largos de luz se mecen por el contacto sigiloso del viento que despierta del sueño escasos arboles que posan y admiran el paso del tiempo y el abrumador eco del silencio.

Aparecen tres almas de plástico deshidratadas por las búsqueda intensa de sus cuerpos. Teñidas por ordinarios colores naranjas y negros ellas se internan en una superficie Santa que les designo Dios. Esta superficie subterránea cuenta con un canal y una imperfección circular en el exterior que se equilibra con una tapa metálica, ahí los cuerpos condenados son arrastrados por el cauce hasta liberarse y ser reencarnados por un alma que espera frente a la circunferencia que permanece semi-cerrada.

Los susurros de las almas se liberan, y escogen el alma profeta que abrirá el túnel donde intentara pescar el primer cuerpo que se refleje en su mirada para sobrevivir. El alma mayor se inclina y trata de levantar y desplazar la tapa metálica que se resiste con su peso, el alma solo alcanza a ver la espesa oscuridad que se diluye por medio de la luz que penetra y refleja lo que acontece en el interior del túnel. Solo ecos formados por los gases que desesperados escapan por la diminuta abertura. Solo un abismo iluminado se presenta frente a mi.

Las almas inquietas esperaron por horas, días, años, siglos y ningún cuerpo cruzo la abertura del canal. En la larga espera las almas inmóviles agonizaron al saber que el túnel designado estaba suspendido por falta de recursos del gobierno. jj.solana

1 comentario:

goroka dijo...

Me gusta pasarme por tu espacio,noto una sensibilidad extraordinaria!Un besiño.

LA RAZA DE MODIGLIANI

COURBET

Famous Nudes

Convulsiones en el rostro de Van Gogh

Dali Contra El Arte

Convulsiones en el rostro de Picasso